:400,200,200italic,300,300italic,400italic,600italic,600,700,700italic,900' rel='stylesheet' type='text/css'>
loading
BLOG

¿Cómo saber la voluntad de Dios para mi vida?

Uff, qué pregunta. Antes que nada ¡Felicidades por cuestionarte esto! Significa que deseas seguirla y crecer. ¿Y sabes? Lo mejor de todo es que el resultado de seguir la voluntad de Dios será una vida plena y feliz. Claro, habrá momentos complicados, si no no sería vida, pero te aseguro que si hoy decides seguirla, te encontrarás viviendo algo extraordinario.

Y a todo esto, ¿qué es la voluntad de Dios?

¡¡¡Que seas feliz!!!

“La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta” Romanos 12, 2

La Biblia te va a hablar en cada oportunidad acerca de esto. Y te pongo un ejemplo, tú, con tus virtudes y defectos amas profundamente a alguien (novia(o), papás, hermanos, amigos, alguna chica(o) por ahí…) ¿qué es lo que desearías para esa persona? Ahora eso multiplícalo por infinito y esa es la respuesta de lo que Dios desea para ti y para mí. ¡Dios es AMOR! Del bueno, del que no falla, nunca lo olvides.

Lo primero que vale la pena descubrir es ¿por qué quiero seguir la voluntad de Dios?

- Quizá porque tengo miedo a que me castigue. Si es esa la razón, puedes respirar tranquilo, pues nuestro Dios es un Papá que te ama tanto que lo que menos quiere es un mal para ti.

- Quizá porque tengo miedo a equivocarme. Muchos tenemos ese temor, tememos al dolor, a perder algo, a no ser felices. La ventaja es que buscar y seguir la voluntad de Dios te va a librar de muchos errores, dolores, pérdidas, etc. Aún así, si llegamos a equivocarnos sabemos que contamos con un Dios bueno que escribe derecho en renglones torcidos.

- Quizá porque realmente me ha enamorado y quiero responder a ese amor. ¡Bingo! Le diste al clavo.

3 Consejos para conocer la voluntad de Dios:

- ¡Ora! No hay nada mejor que preguntarle a Él directamente qué es lo que quiere para ti, y sabe responder. Muchas veces no llegará una voz angelical del cielo que te dirá: “Toma la opción A”. Sin embargo, va poniendo en nuestro corazón un sentimiento de paz y de certeza respecto a alguna decisión. Dios es amigo, no tengas miedo de preguntarle cara a cara. Puedes orar en tu cuarto (con música cristiana de fondo es muy bueno) o en algún otro lugar, de preferencia a solas. Tú y Dios.

- Lee constantemente la Biblia. La Biblia es la Palabra que sale de la boca de Dios, escrita a su vez por hombres para que todos lo entendamos. Y existe un principio básico: Si algo que quieres hacer está en contra de lo que Dios enseña en la Biblia, no es la voluntad de Dios. Así de fácil por ejemplo, Dios nunca te va a pedir que le hagas el mal a alguien. Dios no se desdice.

- Acércate a platicar con alguien que viva su Fe y su amistad con Dios como tu quisieras. Poder apoyarte en estos momentos de alguien con experiencia en el caminar con Dios es muy importante, ya que sabrá aconsejarte y llevarte a ver más allá de lo que alcanzas a ver hoy.

Si deseas un acompañamiento más profundo para descubrir la voluntad de Dios para tu vida, escríbenos para que misionero del espíritu santo se ponga en contacto contigo.