:400,200,200italic,300,300italic,400italic,600italic,600,700,700italic,900' rel='stylesheet' type='text/css'>
loading
BLOG

¿Cómo encontrar la felicidad?

Reflexiónalo desde este punto. Permíteme comenzar con ésta simple pregunta.

¿Por qué parece tan complicado ser feliz?
¿Sabes? yo también he tenido esa pregunta merodeando en la cabeza en muchas ocasiones. Quizás te sucede como a mí que, la famosa “zona de confort” ya no es tan confortante, sino al contrario, resulta una “incómoda comodidad”. O tal vez, sólo tienes esa sensación de que, debe haber alguna manera de que la vida se sienta mejor. Si es así… ¡Felicidades para aquellos que como yo, dieron el paso a cuestionarse las cosas de otra manera y quieren saber el gran misterio de cómo ser feliz, o al menos quieren intentarlo!
Si bien, en algunas ocasiones tenemos que adquirir ciertos valores o hábitos para ser felices; también es necesario desprendernos de varias cosas que nos llevarán a una plenitud basada en la felicidad. Aquí te dejo unos pasos a seguir.

1.- ELIGE LA FELICIDAD EN TU VIDA, SER FELIZ.
Podrá parecer sencillo, pero te presento el paso más importante y difícil de la lista.
¿Cuánto tiempo hemos perdido esperando ingenuamente ese momento perfecto?, Ese instante en el cual creemos que la felicidad bajará de algún cielo, y entrará a nuestra vida en forma de dinero, de oportunidades, personas, etc., y que con el simple hecho de abrazar ese momento, empezaremos a ser felices. No. La felicidad es un viaje mucho más complejo que eso, y más reconfortante, por cierto.
Es una decisión diaria el “ser feliz”, y cómo cualquier otro hábito, requiere un compromiso constante para que funcione como debe. Entonces, primero que nada DECIDETE; sal zona de confort; deja viejas costumbres y pensamientos atrás; empieza por realizar simples acciones, que te darán esa sensación de bienestar y plenitud, que te permitirán ser más feliz.
Es decir: deja de buscar la felicidad, y empezar a vivir la felicidad que ya está en ti.

2.-RENUNCIA A TU NECESIDAD DE TENER SIEMPRE LA RAZÓN.
Hay muchos de nosotros que no podemos soportar la idea de estar equivocado. Y con esto corremos el riesgo de causar en nuestra vida, y en la de los demás, una gran cantidad de estrés y dolor. Simplemente no vale la pena. Cada vez que sientas la necesidad “urgente” de tener una pelea sobre quién tiene razón y quién está equivocado, hazte esta pregunta: ¿Es tu ego realmente tan grande como para no poder evitarlo?

3.- DEJA IR TU NECESIDAD DE CONTROL
Debes estar dispuesto a renunciar a tu necesidad de controlar siempre todo lo que ocurre a tu alrededor. Permite que todo y todos sean tal y como son, verás lo bien que te hará sentir.

4.- RENUNCIA A LA CULPA.
Renuncia a tu necesidad de culpar a otros por lo que hacen o no hacen, por lo que sientes o lo que no sientes. Deja de desperdiciar tus cualidades y empieza a tomar las responsabilidad de tu vida.

5.- RENUNCIA A TU DIALOGO INTERNO DE AUTODERROTA.
¿Cuántas personas están haciéndose daño a sí mismos por su mentalidad negativa, contaminada y repetitiva? No creas todo lo que tu mente te está diciendo, especialmente si es negativo y contraproducente. Tú puedes ser mejor que eso.